English Français Deutsch Русский Русский Home page E-mail Site map


Consejos para los viajeros

La hospitalidad de Uzbekistán
Uno de los rasgos más importantes de la cultura uzbeka es su maravillosa hospitalidad, conocida desde hace siglos. Desde los tiempos en que Uzbekistán se situaba en el corazón de la Ruta de la Seda, sus grandes ciudades han recibido a miles de comerciantes que buscaban descanso y refugio del desierto y los peligros del camino. Estas caravanas se quedarían durante un tiempo, disfrutando de la tradicional generosidad que se ha mantenido viva hasta nuestros días.
La ceremonia del té uzbeko, un ritual formal y elegante, demuestra de una manera muy práctica la importancia dada a la hospitalidad. Cuando un huésped llega, el anfitrión sirve el té, por lo general acompañado por un aperitivo tradicional. El té recién preparado se vierte desde la tetera en una taza de cerámica y luego se devuelve a la tetera tres veces, permitiendo que el sabor y el aroma del té se extiendan. La cuarta vez, el té se vierte en la taza del huésped, llenándola a medias. Tendrá la temperatura perfecta para degustarlo.

Las tradiciones y costumbres de Uzbekistán
Las tradiciones y costumbres del pueblo uzbeko han sido moldeadas por su posición privilegiada en el corazón de la Ruta de la Seda. Los tesoros que por ella fluían eran no sólo los tangibles, sino también los que tocan el corazón y el alma. Arte, filosofía, ciencia e ideales religiosos fueron intercambiados para enriquecer las culturas tanto de los viajeros como de sus anfitriones.
La cultura de Uzbekistán es una hermosa síntesis de estas influencias, manteniendo al mismo tiempo sus propias tradiciones únicas. De la armonía de su arquitectura al detalle magistral de sus artes aplicadas, de los ruidosos bazares a las tranquilas y relajadasChaikhanas, un viaje a través de Uzbekistán es único e inolvidable.
Será muy útil para los viajeros ser conscientes de algunas de las convenciones de la sociedad uzbeka. Por ejemplo, cuando los amigos cercanos o miembros de la familia del mismo sexo se saludan, se besan en ambas mejillas. Cuando se conoce a alguien por primera vez, un apretón de manos denota una introducción formal, aunque por lo general no se espera que las mujeres den la mano a los hombres. En una comida, se espera que los invitados den las gracias y alaben al anfitrión, digan algo ingenioso, y deseen buena salud y prosperidad a todos los presentes.
De todas las tradiciones de la cultura de Uzbekistán, las relacionadas con la familia y la comunidad son las más importantes. La propia comunidad se estructura enunidades de autogobierno, lasmahallya, que actúan como defensores de las costumbres y tradiciones populares. Estos grupos de vecinos se ayudan unos a otros y llevan a cabo actividades conjuntas. Bodas, funerales, ceremonias conmemorativas y ritos de circuncisión están organizadas por lasmahallya.
Lasmahallya no son sólo una asociación de ayuda mutua. La comunidad juega un amplio espectro de funciones, incluidas las de supervisión de la educación de los niños, para inculcarles el espíritu de respeto y obediencia a las personas mayores de la comunidad. También organizan la antigua tradición de ayuda mutua –khashar, por la que los vecinos miembros, voluntariamente y sin pago alguno, prestan su ayuda para construir una casa, para organizar una boda o simplemente para mejorar las condiciones del barrio.

Las ceremonias tradicionales uzbekas
Muchas ceremonias en Uzbekistán, especialmente las relacionadas con la vida familiar, como las bodas y el nacimiento de los niños representan la combinación de los rituales islámicos con las formas más antiguas de prácticas místicas. Una boda implica a toda la comunidad, y no es raro ver a 300 invitados asistiendo a la fiesta. Los rituales comienzan con una ceremonia de compromiso, en la que se fija la fecha de la boda, y finalizan el día después de la boda con una ceremonia en la que la novia es formalmente recibida en su nueva familia.
El momento clave de la ceremonia de la boda es cuando la novia deja su casa para trasladarse a la de la familia de su novio. En ese momento se lleva a cabo el rito Kelinsalomi: los padres del novio, sus parientes y amigos hacen regalos a la novia y ella saluda a todos con profunda reverencia. En algunas áreas de Uzbekistán se ha mantenido el antiguo ritual de purificación, que se remonta a la tradición zoroástrica, cuando la joven pareja pasea por el fuego tres veces antes de que el novio lleve a la novia a su casa.
Otro evento importante es el del nacimiento de un bebé, que se acompaña con la celebración ritual Beshik tui (cuna de madera). Cuarenta días después de que el bebé nazca, familiares de la joven madre traen una cuna profusamente decorada (Beshik) y todo lo que se necesita para el recién nacido, incluyendo bollos horneados, dulces y juguetes. Según la tradición, mientras los huéspedes están disfrutando de las viandas, en la habitación del niño las mujeres cumplen con el rito de poner los primeros pañales del niño y de acostarlo en el Beshik. El rito concluye cuando el bebé es "mostrado por primera vez al público". Los invitados se reúnen alrededor de la cuna, que se llena con los dulces y el azúcar que traerán la felicidad y el éxito al bebé.
Antes de que el niño alcance la edad de nueve años, es necesario realizar el rito de la circuncisión islámica (hatnakilish o toyisunnat). Antes del rito, los ancianos del barrio pronuncian varios suras (versos de Corán) y se sirve la mesa para la fiesta. Los ancianos bendicen al niño y le entregan regalos. Por fin llega el punto culminante de la ceremonia cuando un aparece semental, con un hermoso arnés decorado con cintas y el niño se sube en él. En ese momento, todos los invitados le desean que crezca sano y valiente.
Los funerales también aparecen entre las ceremonias tradicionales fundamentales, que se celebran con grandes comidas a base de Plov, mientras se leen suras del Corán.

El vestido tradicional uzbeko
Cuando pensamos en las civilizaciones de Asia central, una de las imágenes perdurables es la de las hermosas telas y la costura decorativa utilizada en la ropa tradicional.
Aunque hoy en día la mayoría de los uzbekos llevan ropa de estilo europeo, sobre todo en las ciudades, algunos elementos de la vestimenta tradicional todavía se conservan. En el campo y en las ceremonias tradicionales todavía se puede ver a la gente vestida con trajes típicos. Hoy en día, el caftán y los turbantes hechos de brocado en oro o plata son partes indispensables de los trajes de bodas de los hombres.

Compras en Uzbekistán
Uno de los mejores lugares para disfrutar de Asia Central son sus bazares. Los de Tashkent y Samarkanda ofrecen productos que van desde las hierbas y especias hasta las maravillosas alfombras tapices bordados orientales, pasando por los tradicionales sombreros bordados uzbekos. En el Bazar Alaiski, en Tashkent, es posible comprar bellos cuchillos uzbekos decorados. La seda se sigue produciendo en el país y puede adquirirse a buen precio en muchas tiendas y grandes almacenes.Muchos museos tienen pequeñas tiendas que venden algunos elementos originales y una variedad de reproducciones modernas. Bukhara es famosa por sus alfombras y tapices bordados en oro.
Los visitantes deben saber, sin embargo, que es ilegal exportar un producto de más de 100 años de edad o artículos que tienen un significado cultural.
Suzane es el nombre que se da hoy en día a los delicados bordados que se pueden encontrar por todo Uzbekistán. Para los interesados, un suzane es un gran tapiz para colgar en una pared, un nimsuzanetiene un tamaño menor, y un ruijo se extiende sobre el lecho nupcial. AL comprar un suzane completo o sólo una funda de cojín, el viajero está comprando un pedazo de una tradición maravillosa.
Patrones y estilos varían de un lugar a otro. En Bukhara, el fondo es casi siempre color crema con motivos florales de gran detalle. EnTashkent suelen tener colores brillantes y motivos florales pequeños y estilizados. Finalmente, en el Valle de Ferghanalos suzane cuentan con grandes motivos en negro y rojo sobre un fondo crema.
Las sedas uzbekas se utilizan en maravillosos tejidos a mano, por lo que resultan muy costosos. Una alternativa más barata son las encantadoras bufandas y fulares.
Aunque se pueden ver gran cantidad de alfombras en venta en Uzbekistán, hay que tener en cuenta que la mayoría proceden de Turkmenistán. De todas maneras, no es una razón para no comprar, porque el comercio de alfombras en toda la región es tan antiguo como la propia fabricación de las mismas. Si desea asegurarse de que la alfombra que usted compra es verdaderamente uzbeka, debería consultar los talleres patrocinados por UNESCO en Samarkanda, Bukhara y Khiva, o comprar en la fábrica de seda Yodgorlik en Ferghana, donde se pueden ver las alfombras que se están elaborando. Las alfombras pequeñas se pliegan fácilmente y caben en una maleta, mientras que las piezas más grandes pueden necesitar ser enviadas después de su compra. Las leyes son estrictas acerca de cómo exportar productossegún su antigüedad o valor. El precio siempre depende de la calidad y de la capacidad de negociación. Una alfombra de seda pequeña tendrá un precio de alrededor de 200 USD, mientras que un Kilim o zumaque puede valer sólo 50 USD.